La historia de San Jorge en el Museo del Louvre

Este 23 de abril se celebra a uno de los santos más famosos de la historia. Es patrono de Cataluña, Portugal e Inglaterra, país donde su leyenda se hizo más célebre. En el museo Le Louvre de París existe una escultura del patrono que venció el mal. Te invitamos a matar el coronavirus que nos acecha en estos meses con hidalguía, tal como lo hizo el mártir.

Lo que se ve en la imagen de mármol es a San Jorge matando al dragón para salvar a la hermosa princesa. Ese es el principal argumento de su leyenda. Y esta obra expuesta en el museo del Louvre es tallada en roca por un francés llamado Michel Colombe al que se le ordenó hacerla para ser expuesta en en el castillo de Gaillon, al norte de Francia, cerca de Normandía en 1508. En su época fue calificada como un trabajo que “presenta un deseo de claridad y unidad en la composición, que anuncia el Renacimiento”.

La leyenda del patrono de Inglaterra es simple pero enormemente valerosa. Él fue un oficial romano, que se encontraba en la región de Trébizonde, al sur del mar Negro, cerca de lo que hoy es Turquía. Allí la región vivía aterrorizada por un dragón que exigía un tributo diario a cambio de no arrasar la comarca: devorarse una persona joven. La selección se hacía por sorteo, hasta que un día, le tocó a la princesa y la tarea del santo fue matar al dragón para vencer el mal que acechaba al lugar. Dentro del Cristianismo su culto se desarrolló en Europa, especialmente con el fenómeno de las Cruzadas.

Existen un sinfín de esculturas y pinturas dedicada a San Jorge. Una de las más destacadas es la que dedicamos este 23 de abril del francés Michel Colombe, cuy trabajo ha desaparecido, lamentablemente. El relieve en mármol se ejecutó en Tours, entre 1509-1510, donde el viejo escultor tenía su taller. Durante la Revolución Francesa, una parte del castillo se incendió y esta obra de mármol en relieve fue de lo poco que se salvó. En 1797 lo adquirió el Museo de Monumentos Franceses y luego ingresaron al Louvre en 1818.

Al texto adjuntamos dos imágenes y retratos de San Jorge. El del santo con la princesa es de Dante Gabriel Rossetti, artista inglés del siglo XIX, que pintó al patrono en la denominada escena «Boda de San Jorge y la princesa Sabra» (1857) y el siguiente, es un extracto de la magnífica escena del combate ante el dragón, concretada por el italiano Rafael, en 1504. Ambos, al igual que Colombe, dedicaron a su modo buena parte de sus creaciones a personajes, santos y escenas bíblicas.

 

¿Qué te parece esta historia en el día de San Jorge? Dinos en nuestro programa Patioscout que se transmite por Youtube y Facebook Live. Allí mándanos tus saludos, opiniones y actividades para seguir construyendo un mundo mejor, y ¿por qué no? Lograr vencer juntos el COVID19 y los temores que enfrentamos a diario.

¡Vive el Movimiento!

 

Por Mauricio Bascuñán.

Fuente: Museo del Louvre, Francia.

Las noticias de quienes trabajan por construir un mundo mejor